lunes, 6 de enero de 2014

El Quinto Elefante

Ficha:

Título original: The Fifht Elephant
Autor: Sir Terry Pratchett
Año: 1999 (v.o)
Género: Fantasía

Sinopsis:

Está resultando ser uno de esos días… uno de esos que le tocan a uno cada día.

Sam Vimes es un hombre perseguido.

Ayer era duque, policía y el embajador más inconcebible de la historia de Ankh-Morpork enviado en misión diplomática a Uberwald, un país misterioso donde las minorías son mayoría y abundan las materias primas con cierto sabor rancio.

Hoy únicamente cuenta con su astucia innata y unos pantalones prestados, sobre los que es mejor no preguntar. Hace frío. Nieva. Y si no logra cruzar el bosque a tiempo se desatará una guerra abominable.

Pero unos monstruos le siguen la pista. Son listos. Son rápidos. Son hombres lobo y están a punto de alcanzarlo. A Sam Vimes apenas le queda tiempo, ni suerte ni resuello…

La ecléctica tropa de la Guardia de la Ciudad, licántropos con ansias de poder pero temerosos de la palabra “baño”, vampiros con síndrome de abstinencia, enanos en vías de modernización, las complejidades de la diplomacia internacional y el fantasma de un motín y de una guerra hacen de El quinto elefante , la novela número 24 del Mundodisco, uno de los libros más divertidos y esperados de la serie. Y no deja de ser cierto porque lo hayamos dicho veintitrés veces antes.

Mi opinión:

Volvemos a la carga con uno de mis escritores fetiche: Sir Terry Pratchett; sin duda una de las mentes más brillantes que ha dado la literatura contemporánea (aunque para muchos sea insufrible).

En el quinto elefante, Pratchett nos traslada a Überwald, un reino poco tratado en los libros donde campan a sus anchas licántropos, vampiros, enanos y algún que otro humano despistado. El lugar es un territorio hostil, alejado de la civilización y anclado en costumbres ancestrales (que incluyen la caza al hombre), pero al que el destino ha dotado de un privilegio: sus tierras son ricas en oro y en un material muy preciado para la supervivencia energética de los países modernos, el sebo. Éste material es básico para la fabricación de las velas que iluminan Ank-Morpork.



En el lugar hay un precario equilibrio ganado a pulso entre las distintas facciones que habitan esas tierras, pero que han llegado a comprender que lo mejor para todo es un gobierno que no guste a nadie, pero sobre todo que no disguste en demasía a ninguna raza. Así, han conseguido evitar que el país se desangre tras numerosas guerras raciales y civiles.

La alegoría que establece Sir Terry con el petróleo es total, mostrando como unos terrenos en los que se ha vivido según antiguas tradiciones durante siglos, de pronto se convierte en algo necesario para el progreso de la humanidad por sus riquezas naturales. Sí, estamos hartos de ver casos así en el telediario...

Pero el Mundodisco tiene la suerte de que Anl-Morpork, su gran potencia y la ciudad más cosmopolita del disco, está gobernada por Lord Vetinari, que es un crack a la hora de conseguir que todo funcione. Además, también tiene la suerte de que San Vimes sea el diplomático encargado de las relaciones exteriores. ¡Qué pena siente uno al ver nuestro equipo de gobierno!

Una tierra que se rige por leyendas y tradiciones a las que Pratchett envuelve en su pluma para hacernos comprender cuan absurdas son algunas de ellas, obligándonos a reflexionar acerca de lo fácil que es la manipulación de las masas cuando una mente autoritaria se alza en paladín del poder.

Pero además de la crítica siempre presente en la obra de Pratchett, «El Quinto Elefante» es un libro increíblemente divertido. Sam Vimes, el comandante de la guardia llega en esta entrega a un nivel de desarrollo brutal, convirtiéndose indiscutiblemente en uno de los pilares de la saga. Su manera de afrontar la vida de policía y su compromiso con la lealtad lo hacen irresistible.

Además, en esta obra conoceremos más sobre los Hombres Lobo y su poca afinidad con sus primos animales. Hay pinceladas sobre vampiros y todo un tratado sobre la tradicional raza de los enanos, que pese a oponer resistencia se ve obligada a adentrarse en los inhóspitos terrenos de la modernidad.

Otro de los personajes emblemáticos del autor son Igor, y lo digo en plural porque en este libro encontraremos multitud de ellos, todos muy divertidos y con unos diálogos para desternillarse.

En fin, una maravilla que nadie debería perderse.

Valoración:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...