miércoles, 5 de marzo de 2014

El Imperio Final - Nacidos de la Bruma 1

Ficha:

Título original: El Imperio Final
Saga: Nacidos de la Bruna 1
Autor: Brandon Sanderson
Año: 2008
Género: Fantasía épica

Sinopsis:

Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes e inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles, con frecuencia, han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» (mistborns). Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.
Mi opinión:

Aclamada por muchos como una nueva obra maestra de la fantasía épica adulta, y recomendada por alguno de mis amigos aficionados al género, me acerco con ganas a esta nueva saga, una trilogía, que ha cautivado a lectores de todo el planeta.

El autor nos introduce en una especie de mundo postapocalíptico, gobernado por un sanguinario tirano que ha esclavizado a la población para mantener el estatus de una minoría nobiliaria en un mundo dominado por una eterna lluvia de ceniza. Ante este poder absoluto se alza un hombre, Kelsier, el superviviente, el héroe que pretende derrocarlo.

Con esta línea argumental es fácil para el lector tomar partido en el bando de los buenos. Al contrario de Martin o Erikson, en el que los personajes son más grises, en «El Imperio Final», parece que todo está mucho más claro: el dominador, los dominados, los buenos, los malos... Aunque bien es cierto que Sanderson intenta incluir algunos matices en sus personajes para evitar en cierta medida esta herencia del género, a menudo inevitable.

En las páginas del libro nos encontraremos con una historia que engancha desde la primera página, captando el interés del lector desde el prólogo, introduciéndonos de inmediato en la situación que, al centrarse casi por completo en un solo escenario, y con un elenco de unos pocos personajes, no precisa de la concentración y el esfuerzo por nuestra parte del que hacen gala otras obras corales con decenas de nombres.

Este es uno de los aciertos del autor, pues rápidamente nos vemos involucrados con Kelsier, Vin, y sus planes para iniciar la rebelión skaa. Los personajes, bien definidos y trabajados, tienen un gran carisma, y pronto veremos que no son meros actores secundarios en la obra, sino que juegan un papel decisivo en ella. De personalidad definida y profundidad, disfrutaremos con todos ellos.


Sanderson tiene un lenguaje sencillo pero poderoso. Gran descriptor de escenas y parajes, en pocas páginas nos haremos con nuestra propia imagen del mundo que ha creado, con las brumas, los pobres skaa, las casas nobles y los fantásticos inquisidores de acero, unos siniestros personajes que personalmente encuentro fantásticos.


Otro de los grandes aciertos del autor es la «alomancia», un creíble sistema de «magia» de transfondo físico. El uso de los metales por parte de algunas personas para dotar a los personajes de capacidades suprahumanas. Como todo, al principio cuesta un poco relacionar los diversos metales con sus poderes, pero una vez que asimilamos esto disfrutaremos como enanos de nuestros héroes dopados. No obstante, en alguna ocasión, la utilización de la alomancia me resultó un poco exagerada, demasiado rollo superhéroe Marvel.

Otro de los grandes personajes, por lo que representa y por las tremendas posibilidades de continuidad que brinda a la historia es Sazed, que tiene una evolución brutal en el libro. Me encanta todo lo que puede llegar a representar.

Finalmente, la trama no defrauda en ningún momento. Suficientemente verosimil para ser del todo realista, consistente y cruda en los momentos necesarios, aunque un poco naif en cuanto a temas de sexo en las relaciones entre los personajesen contrapunto a la radical ley de no dejar bastardos con sangre noble. La historia da los suficientes giros para enganchar al lector, deseoso de ver como se resuelve todo finalmente.

Este primer volumen de la saga es autoconclusivo, pero Sanderson abre la puerta a la continuidad de la saga con gran maestría, dejándonos con ganas de saber cómo continúa la historia en la siguiente entrega.

Por todo ello, no se puede decir más que «Nacidos de la Bruma» promete ser una gran saga, por su calidad literaria, la complejidad que puede desarrollar la trama, pues realmente sabemos muy poco del mundo creado por su autor, y su originalidad sin perder la esencia del género.

Por poner un pero, me hubiese gustado un mapa más amplio y detallado del terreno, el cual espero que aparezca en las próximas entregas.



Valoración:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...