martes, 3 de enero de 2012

Steve Erickson - Los Jardines de la Luna







Los Jardines de la Luna es el primer libro de una saga, Malaz: el libro de los caídos, que ha tenido la suerte y la desgracia de ser comparada a diestro y siniestro con la (en mi opinión) mejor saga de épica fantástica desde El Señor de los Anillos. Y digo suerte y desgracia porque las comparaciones son odiosas, y mucho más cuando lo comparado queda a la altura del betún. Si bien ésto ha implicadouna gran publicidad, lo que conlleva a un éxito de ventas, muchos, entre los que me incluyo, han quedado más que defraudados con este primer tomo de la saga. En su defensa hay que indicar que el libro que nos atañe, fue escrito unos 10 años antes que el resto de la saga y, según bastantes opiniones, es el volumen más flojo con diferencia y que el cómputo general de la historia aumenta con el resto de libros.


Sinopsis

Tras interminables guerras, amargas luchas internas y sangrientas confrontaciones, incluso las tropas imperiales necesitan un descanso.
Pero la obsesión expansionista de la emperatriz Lassen no tiene límites, y cuenta con el apoyo de sus sanguinarios agentes de la Garra.

Tras el último asedio, el sargento Whiskeyjack y su pelotón de Arrasapuentes necesitan tiempo para descansar y enterrar a sus muertos,
pero Darujhistan, la última de las Ciudades Libres de Genabackis, les espera. Es el objetivo último de la insaciable emperatriz.

... Y parece que el Imperio no es el único que codicia esa plaza: fuerzas siniestras conspiran dentro y fuera de las sendas mágicas, y
todo indica que los propios dioses se preparan para la batalla...

Mi crítica

En Los Jardines de la Luna, Steve Erikson, su autor, nos tira en medio de un mundo fantástico, creado por unas míticas razas fundadoras, en el que la magia y la guerra mueven sus designios. El Imperio Malazan, ha sufrido la muerte de su emperador y la emperatriz, Lassen, se entrega en cuerpo y alma a la conquista de los últimos reductos que se resisten a su mando.

Como pasa en todos los grandes imperios, empiezan a generarse dudas y conatos de rebeldía entre algunas de las zonas y sus integrantes. Lassen intenta subyugar a todos ellos bajo la única distracción capaz de hacerlo: la guerra. Esta guerra es además el escenario perfecto para la eliminación de aquellas tropas de lealtad dudable, como es el caso de los Abrasapuentes, nexo de unión del libro.

Erikson intenta plasmar un "original" mundo fantástico en base a diferenciar algunos aspectos de la fantasía clásica. Si bien el escenario donde se desarrolla la trama es un continente "normal" con sus tierras, mares, lagos y montañas, es de agradecer el no encontrarse pululando por ellos a elfos guapos guapísimos, orcos malos malísimos y sucedáneos de hobbits. En este mundo se mueven razas humanas, no humanas y dioses o seres superiores que resultarían interesantes si el autor se hubiera dignado a explicar cómo son, qué carajo hacen ahí y por qué son como son.

El principal problema que se encuentra el lector es que a uno lo lanzan en medio de Malaz, sin ninguna explicación, y se ve obligado a tragarse una serie de hechos que simplemente hay que aceptar que pasan. La trama es liosa y dedica tiempo a asuntos sin aparente importancia, lo que hace que en breve deje de interesarte qué va a suceder después. Total, no lo vas a entender!

Hay quien ve en esto "una lectura exigente", "adulta", "no apta para todos los públicos". En mi opinión no tiene nada que ver una trama compleja y rica con una trama desestructurada, liosa y no hilvanada, que para mí, es el principal problema del libro.

Los personajes, al igual que en CdHF, no son arquetipos de virtudes y vicios, sino que se mueven en base a sus necesidades, para lograr el fin que persiguen. Aunque bien definidos, entran y salen de la trama como Pedro por su casa, sin que uno logre entender muchas cosas de las que hacen. Además, sin comerlo ni beberlo, aparecen personajes poderosos que desvirtúan la trama, pues con un simple gesto de poder, podrían hacer desaparecer el mundo. Dichos personajes son neutralizados por otros con más poder al estilo "Bola de Dragón". No sé si la intención de Erickson es impresionar, a mí me defraudó un poco.

La magia y la relación entre seres superiores y mundanos sí me parece interesante, pero como todo el libro, no se explica con la claridad necesaria y pronto ocurre como con la trama: pasa esto, pues vale!

En fin, un libro que cogí con mucha ilusión y que me desinfló totalmente. Si bien he leído que en los posteriores títulos la saga gana en calidad. No obstante, hasta que no salgan en edición de bolsillo no pienso leer "Las Puertas de la Casa de la Muerte", para ver si realmente es una saga de la calidad que le atribuyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...